Retrato Hablado

Su valor como parte de la historia de Tijuana no se pone en duda, y, en la actualidad, es de los pocos lugares que mezcla a niños, jóve...

Abusamos de la tecnología Retrato Hablado

El lado dulce de la medicina de Don Roberto

Con una pensión de 800 pesos mensuales y la venta de dulces atiende a su esposa y nietas.

Abusamos de la tecnología Retrato Hablado

Todo lo que tengo está en este “carrito”

Jesús Manuel deambula por las calles de Ensenada desde hace doce años

Abusamos de la tecnología Retrato Hablado

¿Apá, por qué haces eso?

Desde hace ocho meses José se dedica a juntar botes para venderlos

Abusamos de la tecnología Retrato Hablado

Espero que mi hijo me dé albergue

En lo que contacta a su hijo, Carlos sobrevive limpiando carros y durmiendo en la calle

Abusamos de la tecnología Retrato Hablado

La droga y mi música siempre han estado de la mano

En mi caso tuve problemas fuertes con mi pareja, perdimos un niño, fue algo triste. Fueron cosas en las que no tuve quién me guiara, me diera un consejo y fue más fácil refugiarme en las drogas y en la música.

Abusamos de la tecnología Retrato Hablado

Una vida entre discos y música

Mi colección llegó a ser de 20 mil discos, pero yo calculo que me quedan unos 15 mil.

Abusamos de la tecnología Retrato Hablado

No se nace sabiendo ser padre

Hace 16 años yo creí que había confianza con mis hijos, hasta que una de ellas decidió quitarse la vida porque no se encontraba en un buen momento, se sentía triste y deprimida.

Abusamos de la tecnología Retrato Hablado

“Soy mi propio ídolo”

La discriminación la sufrí bastante tiempo y hasta la fecha hay quienes aún creen que por tener tatuajes eres mala persona.

Abusamos de la tecnología Retrato Hablado

¡Negro!..se nos fue Ramiro

En el velorio yo me sentía culpable, nosotros como protectores, sentí que no había hecho bien mi trabajo. Me sentía culpable por la muerte de él.

Abusamos de la tecnología Retrato Hablado

Los maltripeos de esperar el semáforo

Era como si la música se volviera objeto y la pusiéramos en nuestros ojos. ¿La música como lentes de visión X?