Retrato Hablado

No gusta decirse, pero pareciera ser la continuación de una costumbre heredada de la conquista: en México se menosprecia al indígena, s...

Abusamos de la tecnología Retrato Hablado

La construcción y el mar son mi vida

El primer barco que hice fue un velero mercante de madera solida, lo llamo “el barco del gato”, pues pasó que, cuando ya estaba terminado, un gato se subió en el, se enredó y lo quebró entonces lo tuve que volver a hacer.

Abusamos de la tecnología Retrato Hablado

Siempre nos hemos preocupado por ayudar

Cuando empecé en el 99, casi no había motociclistas, o un club, y cuando nos juntábamos a cotorrear, nos correteaba la policía, pues no querían que hubiera esto en Ensenada.

Abusamos de la tecnología Retrato Hablado

"Por fin encontré una relación fraternal con mis padres"

En  mi infancia, mis papás me traían a Ensenada, e íbamos a un restaurante que se llama "El Charro"; él agarraba los mariachis, de ahí me gustó la música y en mi tiempo libre, cuando no me juntaba con mis amigos, me encerraba a cantar en mi cuarto.

Abusamos de la tecnología Retrato Hablado

Encontrar a mi mamá me cambió la vida

"Soy una persona muy dependiente al consumo, soy una persona muy obsesiva compulsiva, y sé que una vez que la vuelvo a probar, no paro. Ahorita tengo 22 años y tengo una dependencia a la heroína."

Abusamos de la tecnología Retrato Hablado

"Siempre hay que buscarle por dónde"

Un día, en la que estaba bien ahorcado, le dije a mi mujer, "tengo que pensar en un trabajo extra, para que nos alcance", por lo que esa misma noche dije “voy a vender elotes”.

Abusamos de la tecnología Retrato Hablado

Confesiones de un fumador de Marihuana

"Nunca ofrezco marihuana a nadie. Mi esposa y yo la fumamos en paz y si hay más compañía y quiere fumar, también hay."

Abusamos de la tecnología Retrato Hablado

La herencia de los cilindreros

"Yo tengo a mi familia en México, y el dinero que mando sale de la música, no se debería, pero lo tenemos que hacer, nosotros tenemos que mandar dinero a la familia y costear nuestros gastos, transporte, hospedaje sólo del oficio de cilindrero".

Abusamos de la tecnología Retrato Hablado

Vendiendo algodones de azúcar durante más de 50 años

Cada día el recorrido es diferente, por las periferias de la ciudad, caminando de un lugar a otro, sin meterme a la zona centro o turística de Tijuana, porque los inspectores siempre son un problema.

Abusamos de la tecnología Retrato Hablado

Una vida en las pandillas

A los 23, ya me empezaba a inyectar heroína con coca, en el pescuezo, en los brazos. Empecé a venir a Tijuana, con unos primos, ya sabía dónde estaban las tienditas, me inyectaba 30, 40 veces al día, pero no dejaba que la gente supiera, siempre andaba bien limpiecito, cambiado y no robaba.

Abusamos de la tecnología Retrato Hablado

El DIF me quitó a mi hijo y ya nunca supe de él

"Mi vida ha sido muy difícil, ya sabes, las drogas que consumía no me dejaban pensar bien ni trabajar, tengo a mi mujer, que está enferma y vive de lo que yo llevo a la casa".