Son dos de las cinco principales firmas con contratos de obra en el NAIM Texcoco que concentran 51 por ciento de las adjudicaciones.

CIUDAD DE MÉXICO.- La terminación de los contratos de obra del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM) en Texcoco habría sido acordada entre contratistas y el presidente electo, aunque sólo con dos de los cinco que concentran 51 por ciento de las adjudicaciones.

Este miércoles, representantes de Grupo Hermes e ICA, dos de las cinco empresas mayoritarias del proyecto, se reunieron en la casa de transición con el presidente electo Andrés Manuel López Obrador para tratar el tema de la cancelación del NAIM en Texcoco, como lo anunció éste el lunes pasado tras la consulta “México Decide”.

Sin embargo, ICA y Grupo Hermes de Bernardo Quintana y Carlos Hank Rhon, respectivamente, sólo son dos de las cinco firmas con más de mitad de la obra.

Faltaron Grupo Carso, de Carlos Slim, GIA+A de Hipólito Gerard Rivero y Grupo Empresarial Ángeles, de Olegario Vázquez Raña, cuyos contratos e inversiones se les adjudicaron entre 2014 y 2018.

ICA, de Quintana, ganó 9 contratos de forma individual en la construcción del NAIM por un total de 24 mil 720 millones 550 mil pesos.

Grupo Hermes, de Carlos Hank Rhon, obtuvo contratos por 12 mil 445 millones 987 mil pesos.

Se desconoce si el resto de los contratistas fueron o no convocados a la reunión y los asistentes tampoco dieron detalles sobre posibles indemnizaciones por la cancelación, pero uno de ellos anticipó que no habrá pérdidas para los inversionistas.

“Nos fue muy bien, estamos muy contentos de que se hayan establecido ya las mecánicas, las mesas de trabajo, estamos confiados en que se va a actuar conforme a derecho y que se va a cumplir los acuerdos que estableció el presidente electo”, declaró Alberto Pérez Jácome, director de Grupo Hermes Infraestructura.

“Estamos hablando apenas de la terminación de Texcoco y en eso es en lo que estamos confiados, vamos a tener una convocatoria más extensa con grupos de trabajo para comenzar a trabajar conforme a la decisión que tomó el presidente. Va a ser una conciliación ordenada y civilizada, no hay incertidumbre, no lo hay, nos vamos tranquilos”, agregó tras la reunión de casi una hora.

“Por ahora estamos enfocados en que haya un ordenado proceso en la terminación de los contratos de Texcoco”, acotó. “No hay ninguna pérdida” para los inversionistas.

Comentó desconocer si los contratos pueden pasar directamente de Texcoco a la base militar de Santa Lucía donde se construirán dos pistas o será necesario un proceso de adjudicación como lo han advertido líderes empresariales.

Por su parte, Guadalupe Phillips, directora general de ICA calificó la reunión como “muy constructiva y directa”.

“Las decisión es del gobierno entrante y la vamos a respetar. Nos vamos muy tranquilos de que esto se va a hacer conforme a derecho, nos dejó muy tranquilos el presidente electo”.

“No entramos a detalles, nada más platicamos de apoyar la decisión y lo vamos a hacer, nosotros somos contratistas en este país, nos toca trabajar por la infraestructura y lo vamos a hacer, ese es el mensaje, nosotros vamos a apoyar al presidente electo y al gobierno entrante y eso es lo que vamos a hacer, no hay más detalles”.

Con información de agencias